lunes, 11 de noviembre de 2013

Crónica concierto OBK en Sevilla (8-11-2013)‏



CRÓNICA CONCIERTO OBK EN SEVILLA.

Sala Malandar, 8 de noviembre 2013.


No sé si Sevilla tiene un color especial, pero sí que puedo decir que Sevilla es especial en la historia de OBK, y son muchos los años en los que llevaba pidiendo un concierto de OBK en la capital hispalense, así que tras organizar mi vida laboral, no lo dudé e hice todos los planes para poder asistir al concierto.


La supuesta Sala Malandar -digo supuesta porque al llegar nos encontramos con el cartel 'Luxuria' y a todos nos hizo pensar que nos habíamos equivocado y pensar mal que nuestro móvil y/o GPS se había desorientado- pero se solventó al ver a fans de toda la vida haciendo cola y contando mil anécdotas de OBK nos hacían indicar que estábamos en el sitio y momento oportunos.

Sobre las 21.30 tuvimos algún que otro momento de tensión en el que di gracias de que OBK no fuese Justin Bieber, ya que el acceso a la sala para los artistas es el mismo que el del público, y es por eso que le tuvimos que hacer el pasillo "a los campeones" para acceder. Como digo, menos mal que todo el mundo es un poco civilizado y esto no es Justin Bieber. 


He de decir, que éste era el primer concierto de esta gira en el que las entradas, en su mayor parte, fueron vendidas a través del portal de obkticket, y la verdad era una de esas ocasiones en la que además de hacerte un control de entrada vía iphone5, te llevabas un beso de regalo ya que el responsable de las mismas era Iñaki Monsalve, mánager de OBK. Con un segurata y controlador así da gusto ir de concierto.


Durante la espera, se comentó que el aforo de la sala era de 180 personas, y que se habían vendido 160 entradas, cosa que no está nada mal, pero yo no me imaginaba una sala tan pequeña, ya que nada más entrar es lo primero que impacta: el escenario es pequeño, y llega a la altura de las rodillas de una persona de talla media. 

Así mismo, también nos impactó un detalle: un teclado - sólo el de Sergi Pérez -, guitarras (acústica y eléctrica) y un pie de micro que dio más que una sorpresa y detalles inolvidables en el concierto.


Sobre las 22.15 hrs. la música electrónica que nos acompañó previamente (Depeche Mode, PSB, o Daft Punk) hizo bajar su ritmo, y ya no había marcha atrás: la revolución iba a ver la luz en Sevilla.


Dos de los temas claves del último trabajo de OBK, como son "La contraseña" y "Revolución" dieron el pistoletazo de salida, para proseguir con un clásico como "Oculta realidad", en el que alguien vio peligrar su vida con el pie de micro, del cual Jordi no tuvo otra cosa que hacer que dejarlo en un lado y hacer así que viviésemos el concierto con un poquito de seguridad.

Tal y como hice con la crónica del concierto de Madrid, hago un punto y aparte, y más que decir mil palabras, es mejor que lo viváis como si estuvieseis allí. Con todos vosotros: "Besos de mentira".

Después de uno de los temazos de 'Revolución' proseguimos con una vuelta al pasado, y otra a presente de la mano de: "Quiéreme otra vez", "Nunca volverás" -en que hay gente que se hizo un pequeño lío con el juego final de voces que hace Jordi en mitad del tema-, "Siempre tú", "Te odio", "Dicen" y "Promises".

He de reconocer que la mezcla de vivir una canción nueva yu otra del pasado es muy interesante, ya que retrocedes a mil momentos que has compartido con la canción, así como la experiencia de vivir uno nuevo. Sinceramente, es uno de los progresos que me llevo del setlist de esta nueva gira.

Tras ellos, un momento clásico en OBK, ya que OBK sin baladas no sería tampoco OBK. Con clásicos como "De qué me sirve llorar", "Falsa moral" y la inseparable damisela OBKera "La princesa de mis sueños", hubomo unos grandes momentos cargados de magia y sentimientos, unidos a un Jordi que sacó todo el arte que lleva dentro, ya que en más de una ocasión marcaba el acento andaluz. Sin duda uno de los momentos más ovacionados de la noche.

  
"Heroes" volvió a reaparecer en concierto. Me alegro mucho que este tema no haya sido capricho de una noche o de un concierto de presentación y del que espero que siga con nosotros muchos años más. Tras el tema de 'Trilogía', otra gran querida que tras más de 20 años en el trastero, por fin ha visto la luz y se ha puesto bien elegante: "Elaine" en el que no me cansaré de destacar la melodía de entrada hace mucho más bella la canción y con una proyección que perfectamente podría ser el vídeo original, hace que sea uno de los temas que mejoran más en directo que en el cd. Un imprescindible, vaya.

Hubo un momento de resurrección en el concierto ya que con los temas "Yo no me escondo", "Lucifer" y "El cielo no entiende" el público sevillano se vino arriba, ya que se entregó con Jordi de una forma muy especial, y no dejó en ningún momento de saltar, bailar y cantar con él.

Fue toda una lástima que el primer bloque del concierto acabase allí, tanto es así que los: 'otra, otra, otra, otra';  no cesaron hasta que Jordi volvió a salir triunfante al escenario para deleitarnos con un tema que ha nacido para quedarse con nosotros muchos años más: "Lo tomas o lo dejas".

  
Y llegó el momento de las presentaciones agradeciendo todo el trabajo realizado a Sergi Pérez - con momento gracioso, ya que parte de los presentes coreamos el nombre de Sergi, a lo que Jordi indicó "no sigáis aplaudiendo que se crece", a lo que Sergi respondió con un gesto de me he quedado con tu cara- a Iñaki y Borja Monsalve y antes de presentar a Mario, tuvo unas palabras emotivas palabras: "Por favor, un fuerte aplauso: para vosotros. Gracias por hacer que esta historia siga viva 22 años después. Gracias de todo corazón por estar ahí y por seguir teniendo viva la ilusión por OBK. Gracias Sevilla por ser una ciudad de la cual guardo un buen recuerdo como áquel concierto en la Plaza Sol de la Expo 92, o uno de nuestros primeros conciertos en Dos Hermanas. De todo corazón gracias Sevilla por todo el calor que siempre habéis dado a OBK". La ovación fue unánime.

Tras hacer un respiro, Jordi presentó a nuestro particular 'Guitar heroe', Mario Cea, y con él los primeros acordes de homenaje de OBK a Depeche Mode "I feel Jesus", pero mezclado con otro clásico para OBK como: "Tú sigue así" y tras él, el tema que ha marcado, marca y marcará siempre nuestras vidas: "Historias de amor".

Bueno, OBKeros, con todo el cariño del mundo, espero que os haya gustado la crónica, la cual quiero dedicarla a todos los estuvieron allí, pero de todo corazón a mis niñas: Chris, Lara y Raquel. Va por "ustedes".

 

 Nos vemos en concierto!

Mil besotes,

Pilar

Crónica escrita por Pilar: Prohibida la reproducción total ó parcial sin indicar la fuente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario