martes, 12 de mayo de 2015

Aviador Dro Otros Mundos, Otras Estrellas [1979-1982]

AVIADOR DRO, la banda que surgió de las manos de Servando Carballar y Arturo Lanz, es sin duda uno de los grupos más importantes de nuestro país y son auténticos pioneros de la música electrónica, bajo la estela de bandas como DEVO o KRAFTWERK. Por eso es un honor increíble para Elefant Records poder editar, dentro de nuestra colección “Recuerdos Que Olvidé”, este disco doble que incluye maquetas, versiones inéditas, rarezas y grandes éxitos de la época previa a la edición de su segundo álbum de 1983, “Síntesis: La Producción Al Poder”. Muchas de las canciones incluidas en este disco, además, nunca han sido editadas previamente en vinilo.


Nos encontramos con algunas recuperaciones de su primer álbum, “Alas Sobre El Mundo”, dos temas extraídos del Maxi-Single “Programa En Espiral” y uno del Single “Nuclear Sí”, la primera referencia de DRO (Discos Radioactivos Organizados, el sello que creo AVIADOR DRO para publicar sus discos después de su fugaz paso por el sello Movieplay). Todas estas referencias son prácticamente inencontrables a día de hoy en su formato original, y son autenticas piezas de coleccionismo. “El Nacimiento De La Industria” está extraída del recopilatorio de DRO “Navidades Radioactivas”, que también incluía villancicos de otros grupos como LOS INICIADOS, DERRIBOS ARIAS o GLUTAMATO YE-YÉ. En este recopilatorio podemos encontrar además sus versiones de “Anarquía En El Planeta” de los SEX PISTOLS y “La Modelo” de KRAFTWERK y también la sintonía que compusieron para el programa que Jesús Ordovás emitía en Radio 3, el mítico “Diario Pop”. “No Tengo Boca” fue editada previamente en el disco “Maquetas”, un recopilatorio publicado por MR Records que incluía versiones primigenias de otros grupos como LOS MODELOS, PISTONES o ÚLTIMO SUEÑO.

El resultado es un hito de arqueología musical que refleja una época efervescente en la vida del grupo. Hiper-robotizados, con su estética post-nuclear y post-industrial, sus síncopes imposibles, sus ambientes ásperos pero al mismo tiempo hipermelódicos. Un sonido de el que siempre serán un referente y para el que representan una estela a seguir, como ellos mismos decían, el inicio del hombre-máquina. Una música que suena a otra galaxia, que para poder ubicarse necesita buscar nombres de otro planeta musical, como lo fueran THE RESIDENTS o SUICIDE. Una pequeña joya que no sólo sirve como elemento completador de discografías para los fans, sino que demuestra el estado de gracia de un grupo que en aquellos momentos, entre 1979 y 1982 daba unos primeros pasos tan frescos como osados, tan irreverentes como inspirados. Disfrútenlo.

Fuente: http://elefant.com/disco/15584/otros-mundos-otras-estrellas-1979-1982

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario